Maridaje con cocina saharaui entre los fogones de la Sociedad Gaztelubide

La legendiaria Sociedad Gaztelubide de San Sebastián se convirtió en el escenario de una actividad multicultural que, ante todo, nos dejó a todos los que participamos en ella un muy buen sabor de boca. Enmarcado en la actividad ‘Romepeolas’, estuvo organizada con motivo de la capitalidad europea de la Cultura 2016. Varios escenarios gastronómicos de la ciudad fueron elegidos para conocer otras culturas. Y qué mejor manera que hacerlo que a través de su gastronomía.

Mujeres saharauis preparan la comida en la Sociedad Gaztelubide

Mujeres saharauis preparan la comida en la Sociedad Gaztelubide

En Gaztelubide, las artífices de la opípara comida para más de una treintena de comensales fueron mujeres saharauis que se apoderaron de los fogones de la legendaria Sociedad (en la que tradicionalmente las mujeres tienen prohibida la entrada a la cocina) para mostrarnos la auténtica receta de su delicioso cous cous. Allí estábamos, una decena de donostiarras aprendiendo paso a paso a elaborar este típico plato de los países árabes.

Gaztelubide

Foto de los participantes en el Taller de Gaztelubide

Y durante toda la mañana anotamos y participamos activamente de la receta más tradicional, siguiendo las indicaciones magistrales de ‘Jendo’, nuestra Master Chef particular. Mientras tanto, Joseba, socio de Gaztelubide y coordinador del evento, se encargaba de echar una mano en todo lo que hacía falta… Cacerolas, ingredientes, vajilla y, como no, de elegir y servir el vino.

La vajilla lleva grabada la inscripción de Gaztelubide

La vajilla lleva grabada la inscripción de Gaztelubide

¿Y qué marida con un cous cous de verduras? La elección no era sencilla para una comida tan inusual…

Un Gorrebusto Tempranillo 2011, de la bodega Torre San Millán, perteneciente a la Rioja Alavesa y definido como “agradable de tomar y compartir”.

El vino escogido para la ocasión fue un tempranillo joven, Gorrebusto

El vino escogido para la ocasión fue un tempranillo joven, Gorrebusto

Y así fue. La jornada gastronómica se convirtió en un intercambio de experiencias, donde todos aprendimos. Y no sólo de gastronomía. Aprendimos que las saharauis tienen un carácter amable, paciente y pausado. Que tienen más conocimiento de nuestra cultura que nosotros de la suya. Descubrimos también que las segundas generaciones (hijos nacidos en nuestro país) son capaces de aprender cinco idiomas (saharaui, euskera, castellano, inglés y francés) e integrarse sintiendo orgullo por pertenecer a ambas culturas. Asimismo, hacen gala de su buena educación y respeto hacia sus padres. Como a cualquier niño de su edad les gusta jugar al fútbol y alguno incluso lo hace tan bien, que está siendo ojeado por la Real Sociedad…. En definitiva, aprendimos muchas más cosas que la receta gastronómica del cous cous.

Elaboración del cous cous al estilo tradicional

Elaboración del cous cous al estilo tradicional

Salsa de Cous Cous

Salsa de Cous Cous

Cazuela de verduras

La preparación de los ingredientes para el cous cous

El Rompeolas fue la actividad que unió culturas que nos resultan lejanas, pero que conviven entre nosotros y de las que apenas conocemos nada. Viven entre nosotros, sus hijos van a las escuelas con los nuestros, compartimos territorio y espacios, sin embargo, apenas nos asomamos a observar cuál es la realidad de estas familias que viven a miles de kilómetros de su país, en su mayoría obligados por la situación política del país, sometidos a vivir en campos de refugiados por la Monarquía dictatorial marroquí.

Las 'maestras' de la cocina saharaiu

Las ‘maestras’ de la cocina saharaiu

NOTAS DE CATA:

Gorrebusto:

  • Tempranillo 90 %, mazuelo 5% y viura 5%.
  • Elaboración: Despalillado, 7 días de fermentación más 5 días de maceración con control de temperatura.
  • Cata: Rojo picota de intensidad media, aroma floral y frutas rojas (fresa, frambuesa).
  • Pleno en boca y franco. Sin aristas, dulzor en boca, equilibrado.

Sigue leyendo

Anuncios