No hay vino perfecto, ni ‘Novio Perfecto’, ni vida aburrida

Nos pasamos la mayor parte de la vida buscando la perfección. Queremos ser perfectos en lo que hacemos,  y por ende, la buscamos en todo lo que nos rodea. Aspiramos a tener la vida perfecta: crecer en la familia perfecta, encontrar el trabajo perfecto y tardamos en darnos cuenta de que el ser humano es imperfecto por naturaleza y que, precisamente esa imperfección, es la que nos hace ser únicos y diferentes.

Lo mío con él fue un flechazo a primera vista. Me atrajo su carácter dulce, su color amarillo brillante, que alcanza un tono casi ocre a la luz de una vela. Su aroma juega con la añoranza de la infancia, impregnada de olor a árboles frutales y almíbares. Este viaje en el tiempo me permitió rescatar los mejores momentos vividos en la etapa de la inocencia, la época donde la vida es juego y se ve de color rosa.

Buscando el vino perfecto, me topé con ‘El Novio Perfecto’.
La silueta sin rostro de un hombre trajeado con corbata de su etiqueta pone el toque divertido a la botella. Con las rodillas dobladas, parece haber quedado atrapado, sin poder escapar al destino de ser descubierto.

Quien lo ha encontrado, desde luego, apurará hasta la última gota de la botella, anhelando disfrutar los momentos de placer que nos proporciona la vida.

De ahí que sea inevitable formularse la siguiente pregunta: ¿Quién desea una vida perfecta, cuando la perfección es sinónimo de aburrimiento y rutina?

La imperfección de este vino, como la del ser humano, es lo que nos hace únicos frente al resto. Por eso, sobre ‘El novio perfecto’ sólo aconsejo, no buscarlo, pero sí bebérselo.

Nota de cata:

Variedad de uva: 50% moscatel, 50% viura

Blanco, sin crianza

Denominación de Origen: Valencia

Bodega: Cherubino Valsangiacomo

Precio: 5 a 9,9 euros

 

 

Donde se respira vino, Arribes del Duero II

Hace ya unos cuantos meses que dejé pendiente de hacer un viaje a un lugar vitivinícola muy particular, no porque produzca vino en grandes cantidades, ni tampoco por ser popular por su denominación de origen. Sin embargo, el vino está presente en esta tierra por medio de su paisaje, su historia, costumbres y, particularmente, en sus gentes que viven la cultura del vino con gran pasión. El sitio en cuestión se llama Arribes del Duero (Orillas del Duero), un espacio declarado Parque Natural y, que por su ubicación geográfica que comprende las provincias de Zamora y Salamanca, en el linde con Portugal, conforma el Parque Internacional más amplio de Europa.

Las orillas del río Duero

Parque Natural de Los Arribes del Duero desde el mirador de Fermoselle. / Foto: Nirewine

Como ya he comentado en alguna ocasión, no soy muy dada a planificar los viajes, habitualmente son los viajes los que me sobrevienen…. Y éste no iba a ser menos. Desde que Alicia, de Me Krecen los Enanos, me habló de Arribes del Duero sabía que ese destino iba a representar algo especial. Me había imaginado el lugar por cómo me lo describió, celosa de compartir la  valiosa información de un rincón casi sin descubrir. De ahí surgió mi primer post sobre  Arribes del Duero. Por eso, cuando llegó el momento de visitarlo no quise recabar más información y así no tener más ideas preconcebidas que las que mi propia mente había imaginado.

La frontera con Portugal marca la diferencia de la zona

La frontera con Portugal está muy presente en la zona

Y de esta manera fue como descubrí una tierra que disfruta de un microclima de temperaturas mediterráneas y marcado históricamente por la frontera con Portugal. Un paisaje donde el río Duero es compartido como un tesoro por ambas orillas. Los modos de vida en los territorios fronterizos no lo marcan un lápiz en un mapa, una moneda o una lengua, sino la brecha natural de un río que separa a quienes viven de este o del otro lado.

Este territorio agreste ha forjado el caráter de las gentes que habitan los pueblos de la zona, donde predomina la vida rural. Y es ese estilo de vida lo que precisamente atrae de la zona. Incluido en las rutas de turismo enológico por su tradición vitivinícola, lo más recomendable para disfrutar del paisaje es el crucero fluvial sobre el  río Duero. Para ello, se puede coger el barco en tres puntos distintos: Miranda Do Douro (Portugal), Fermoselle (Zamora) y Aldeadávila (Salamanca), cualquiera de ellos ofrece una perspectiva de la riqueza paisajística del Parque Natural. También, es un lugar idóneo para hacer rutas de senderimos, bien señalizadas o incluso practicar deportes fluviales como el piragüismo

Pero además de su riqueza natural, el entorno rural de Arribes del Duero genera riqueza en sus pueblos, donde no sólo se trabaja en la producción de vino (aunque en menores cantidades que hace años) sino que han sabido sacar partido de sus recursos. Y así descubrimos La Setera, un negocio familiar donde elaboran vinos de autor y quesos artesanos que no sólo se pueden adquirir en la zona, sino también por internet. Advertida por un buen amigo de su fama, topar de casualidad con el lugar del que salen estos manjares fue una alegría inmensa, similar a la de encontrar agua en un oasis.

Cartel de La Setera

La bodega y Quesería La Setera de Fornillos de Fermoselle

Durante la estancia, tuvimos la oportunidad de charlar con el cabrero que nos contó cómo salvaban a las cabras de quedar aisladas en invierno, lanzándose a por ellas con una fina cuerda con el riesgo de caer despeñados. Además, si indagas un poco y te ganas la confianza de los lugareños, te dejarán visitar las bodegas ocultas bajo las viviendas, donde se almacenan los mejores vinos. Sin derrochar hospitalidad, en la comarca saben que atraer visitantes hoy día es crucial para que sigan manteniéndose viva la economía de sus pueblos.

La Cooperativa de Fermoselle aglutina a casi todos los productoress vitivinícolas de la comarca. Pero esta visita que realizamos previa a los días de vendimia requiere de otro post aparte por su interés en sí mismo. Nuestra recomendación enológica, cualquiera de los vinos característicos de este enclave distinto y especial.

Bodega de vino en Arribes del Duero

Vinos de Arribes del Duero

Vinos, champagne y gin tonic en el Jazzaldi de Donosti

Lejos de quedarnos con algunos detalles (de fácil solución), lo essencial son las sensaciones que nos han producido disfrutar del JAZZALDIA de Donosti en todas sus formas. Todo un deleite para los sentidos: la música en nuestros oídos, el mar ante los ojos, el salitre en el olfato, el champagne en el paladar y la copa en nuestro tacto…

Muchos compartiréis conmigo que, gustos musicales aparte y suene lo que suene en cada momento, la programación del Jazzaldi 2013 invitaba a vivir las sensaciones y a disfrutar los momentos. Y todo suena mucho mejor con un vaso de vino en la mano (aunque sea de plástico).

Vaso de Vino en Kursaal

Vaso de Vino a la medida del Jazzaldi de Donostia

Aquí sí que me gustaría hacer mi particular reflexión, ya que como amante de la música y la enología, me pareció una idea genial que en Jazzaldi también estuvieran presentes los vinos. Ya sabemos que en esta cita cultural, la cerveza es la que adquiere protagonismo (por el patrocinio de Heineken), pero como yo, muchas otras personas enófilas, nos alegramos de haber podido disfrutar de estas veladas musicales junto a un buen vino.

Y así, escuchamos al joven Jamie Cullum con un vino de Tarragona…

A la Prima de Janis con una copa de champagne o, como en mi caso, sin recordar bien qué sonaba en ese momento, saboreé un gin tonic que me supo a gloria bendita…

Tal vez, lo que me engatusó fue el buen hacer del barman que me lo sirvió, que desprendía felicidad. Por su manera de trasmitir su buen hacer en mi copa me hubiese gustado más un beso suyo. Tal vez por los efluvios de la gin sueca (Imagine), la mente me jugó una mala pasada y se me pasó por la cabeza besarle ¡Qué hubiera pasado de haberlo hecho!
Lo que sí sé es que, junto a mil y un detalles más de la noche, ese Gin-Tonic fue uno de los mejores que me he tomado últimamente, difícil de encontrar algo así en nuestros bares de hoy… ¡Todo un lujo!
Éstas son sólo algunas de las cosas que pasan en el Jazzaldi…¡Un disfrute!

Vaso de Gin-Tonic con limón

Gin Tonic especial en el Jazzaldi

Por otro lado, al programa musical del Jazzaldi nada que reprochar. La edición de este año (no apto para supersticiosos) ha derrochado talento, veteranía y buena onda. El Jazzaldi inundó de buena música los distintos espacios de la ciudad y han paseado por Donosti figuras como Elvis Costelo o bandas de la talla de Belle & Sebastian, muy aplaudidos en el escenario verde. También se han escuchado voces como la de Concha Buika, o China Moses y los acordes de Jorge Pardo en la Trini, entre un largo etcétera…
En definitiva, no voy a reproducir todo lo acontecido. Para más detalles, ya se pueden visionar los vídeos de la web oficial.
La de 2013, una edición del Jazzaldi para la historia. Ahora a esperar la de 2014. Esperamos que nos traiga buenas sorpresas

Vino ‘Bésame Mucho’, selección enomusical (segunda parte)

Con sólo pronunciar las primeras palabras del bolero ‘Bésame Mucho’, inevitablemente nos viene a la cabeza el nombre de Sara Montiel. La difunta cantante popularizó este tema musical, que es (con permiso de Manolo Escobar y su famoso carro) uno de los más reproducidos del cancionero español tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

Podemos escuchar ‘Bésame Mucho’ traducido a diferentes idiomas y en la voz de múltiples voces, pero su sonido ha quedado asociado para siempre en el imaginario colectivo a Saritísima, de la que ya hoy sólo nos queda el recuerdo.

Y hasta aquí, poco o nada hemos hablado aún de vino. Sin embargo, este bolero tiene mucho que ver con él y por eso lo hemos querido incorporar a esta selección enomusical (Segunda Parte), una labor que iniciamos en el anterior post con ánimo de reflejar aquellas músicas que, por distintos motivos, rezuman a vino.

‘Bésame Mucho’ es un vino que recomendamos encarecidamente si tienes la suerte y destreza de adquirir una botella en territorio nacional, ya que su producción es distribuida por Bodegas Castaño casi en exclusiva para el mercado exterior. (Cómo hemos llegado hasta el ansiado cáliz es secreto profesional).

Botella de vino a la luz de las velas

Botella de ‘Bésame Mucho’

‘Bésame Mucho’ es un vino con sabor y aroma Mediterráneo, su uva es la Monastrell, al igual que el vino Scandalo del que ya hablamos con anterioridad en nuestra sección En-cata2  del blog. Al igual que éste, de procedencia levantina, su sabor es goloso,  podríamos calificarlo hasta de dulzón al paladar. Se trata de un vino joven, sin tiempo en barrica, que preferentemente se toma fresco, más aún en días de calor sofocante, tan propios del verano.

Atractivo por el diseño de su etiqueta, ‘Bésame Mucho’ es un vino lleno de sensaciones, capaz de avivar la llama de placeres prohibidos. Por eso, hay que estar abierto a descubrirlo en toda su intensidad para disfrutar al máximo de sus matices y sin miedo a apurar la botella. Nuestro consejo, compartirlo a la luz de las velas y, a ser posible, bajo un manto de estrellas. El resto de cosas como elegir la compañía, el tema de conversación, etc., queda en manos de cada anfitrión….

Y no olvidar que “Detrás de un vino está la pasión de quien te lo ofrece…”

Cartel 'Pon una copa de vino en tu vida'

Cartel ‘Pon una copa de vino en tu vida’

¡Un placer compartirlo!

Músicas al vino. Selección enomusical (Primera Parte)

Dos semanas desde que escribí el último post han dado que pensar. No es que ahora, con el verano, haya estado tentada de aparcar el edificante, aunque costoso hábito de escribir, no. Es que para hablar de vino y música hacía falta una intensa labor de investigación previa. El resultado de ello ha sido tan extenso que lo serviremos en entregas.

Para este recorrido histórico musical por canciones inspiradas en el vino he recurrido a la memoria y, por supuesto, a Internet. ¡Ojo! este post no aspira a confeccionar una lista de grupos referentes (para eso, consultar otros blogs como Ligeros contratiempos que aborda ampliamente el tema). Mi selección es simplemente un ”canto” al vino y a la vida.

La música y el vino están estrechamente vinculados

La música y el vino están estrechamente vinculados. Foto: Gabriel Sanz

Y como en la viña del Señor, en esta selección hemos encontrado un poco de todo: reservas, crianzas, vinos jóvenes y algo de vino en ‘tetra brick’.  No están escogidos por representar épocas, ni estilos. Tampoco por ser los que más nos gustan, ni los que menos. Pero sus letras y melodías apuntan al corazón, conectan con los sentimientos y despiertan nuestras emociones. Simplemente, música.

Como en el vino, con la música soy de gustos eclécticos. No me dejo guiar por modas, ni tendencias.  Me gusta cuando descubro nuevos matices de un vino que ya he probado, cuando de repente, un disco que no te cansas de oír te sorprende y te produce un escalofrío.  Por eso, para abrir este homenaje enomusical he recurrido a Javier Ruibal, un autor que sabe retratar como nadie los placeres de la vida.

La canción del gaditano ‘Vino y Besos’  nos deja bellas estrofas e inspira la nota de cata de ‘Beso de Vino’, que describimos a pie de página.

Vino y besos y que se pare el reloj

Llena que llena el vaso de mi alegría.

Tu vinillo que me ha hecho,

por las uvas de tu pecho,

de ti me emborracharía….

(…)

Que me muera si no te quiero yo,

que me sé tu cuerpo entero de carrerilla,

El mapa de tus lunares,

Las vueltas que da tu pelo,

La forma de tu rodilla”

Con cierta similitud  a Javier Ruibal (tanto es así que tienen colaboraciones juntos) encontramos a La Canalla, un grupo que pone música a los bajos fondos de las pasiones… Y en ellos se basan sus letras. En su divertida canción ‘Dame vino y dime tonto‘ narra la particular historia de amor y vino entre una marquesa y un mendigo. Entre otras perlas, dicen así…

“Anda enrollate mi vida, tu me pagas la bebida yo te doy el corazón,

Luego méteme en tu cama, que si me faltan las ganas, me sobra imaginación

Quédate a vivir conmigo a la sombra del dobladillo de una loncha de jamón”

Viajamos hasta el otro lado del charco para hablar de una cantante que podemos calificar de añada joven, Lana del Rey. Nos guste o no, lo que sí se puede asegurar de ella es que es distinta a las demás. Sus composiciones ‘Born to die’ o ‘Video Games’ le han catapultado al éxito y la fama, pero como los buenos vinos, ha sabido mantener la esencia de su música. La recuperamos para nuestra selección por su versión del ‘Summer Wine’, canción que popularizó Nancy Sinatra en los años 60. Aquel dueto junto a Lee Hazlewood dejó un retrato onírico de la realidad de la época, alimentado muy probablemente por las sustancias estupefacientes que se consumían en aquella década. Y si no, ¡que alguien me explique el sentido de la letra!

“Cerezas, fresas y los ángeles un beso en la primavera,

mi vino de verano está hecho de todas esas cosas…”

Para los interesados, éste es el original de Nancy Sinatra.  El vídeo no tiene desperdicio.

En esta primera entrega enomusical hemos abordado la realidad desde dos puntos de vista opuestos: El mundanal y el onírico. ¿Cuál prefieres? El real o el de los sueños. Se admiten sugererencias.

… (continuará)

NOTA DE CATA:

Vino: Beso de Vino

Denominación de Origen: Cariñena (Aguarón)

Uvas: 85% Syrah, 15 % Garnacha

Grado de alcohol: 13,5 %

Cata: El vino Beso de Vino Selección 2009 es una mezcla de Syrah y Garnacha, criado durante tres meses en barrica de roble francés. Los aromas de las cerezas negras y de los arándanos producen un vino denso, elegante y lleno  de sabores que termina sin aristas. Bueno para su precio.

Vino De Fuego para la Noche de San Juan

Esta noche no es una noche cualquiera. Es la Noche de San Juan, una celebración rodeada de un halo de magia. Es la noche más corta del año. Tiene lugar el solsticio de verano y además podremos ver la ‘Superluna’, un fenómeno que permite ver la luna en el punto más cercano a la tierra y mucho más grande y brillante.

Hoy veremos la luna así de cerca. Foto Quique Dacosta

Fenómeno de la Superluna. Foto Quique Dacosta

Puesto que para nosotros el vino es como practicar un ritual pagano, al igual que lo es esta fiesta -pese a tener   nombre en el santoral- hemos querido dedicar este post a un vino ‘De Fuego’, que tiene mucho que ver con esta corta pero intensa noche.

Son innumerables los actos de la Noche de San Juan que se celebran en torno al fuego y al agua. Entre los más practicados, está el de quemar en la hoguera lo negativo que te ha ocurrido ese año. También está la versión de aquellos que escriben sus deseos en un papel y los queman en la hoguera para que se conviertan en realidad. Una vez desposeídos de lo malo, a medianoche debemos lavarnos la cara (o bañarnos) en el mar a fin de purificar nuestro espíritu y así dejar que entren los buenos augurios.

Esta noche las hogueras de San Juan son las protagonistas

Esta noche las hogueras de San Juan son las protagonistas

Sea cual fuere el ritual que vayas a cumplir esta noche, nosotros te recomendamos, como siempre, hacerlo en buena compañía y, con un buen vino. Nuestra selección es ‘De Fuego’, un vino fácil de beber, del que se puede  disfrutar  casi a diario. Buena relación calidad precio. Hasta cuatro años de guarda…. FELIZ SAN JUAN

NOTA DE CATA:

COLOR: Color picota oscura con ribetes amoratados

AROMA: Fruta negra, fruta del bosque, flores (violeta) mineralidad, golosinas.

SABOR: Redondo, expresivo, envolvente, afrutado, equilibrado, un final largo y bueno

Bodegas Breca

Garnacha de Fuego

Añada: 2011

D.O.Vino de la Tierra de Aragón

100% Garnacha

Cinco sencillos pasos para catar con los cinco sentidos

La cata de un vino es una experiencia sensorial que hay que disfrutar con los cinco sentidos. Para los que nos iniciamos en este mundo, la recomendación es dejarse llevar por la experiencia desde el principio hasta el fin, olvidándose de denominaciones de origen y etiquetas.

Un buen vino no lo da únicamente su origen, un buen vino se puede tomar en el lugar que menos te lo esperas. Sólo hay que poner los sentidos en cada cata.

Estos cinco pasos te ayudarán a disfrutar de un vino:

  • Notar con el OÍDO los sonidos que se producen al escanciar el vino en la copa, sintiendo ciertos tonos graves al producirlos con un vino de cierto cuerpo.
El vino es música

El vino es música

  • Observar con la VISTA la limpieza del vino y la variedad de tonalidades qeu se ven a través del cristal de la copa. Observar los tonos amarillentos que se forman en la circunferencia de contacto del vino con el cristal,  que ya denota la edad del vino tinto. En los blancos, el amarillo indica vejez y el blanco verdoso juventud.
  • Percibir con el OLFATO los agradables aromas naturales del vino. Imprimir a la copa un movimiento de rotación para que el vino suelte todo su aroma.
  • Reconocer con el GUSTO los sabores propios del vino y su crianza. Tomar un sorbito y esparcirlo por toda la boca, velo del paladar y encías, que se empapen bien las papilas, al tiempo que se absorbe un poco de aire con la boca abierta. El conjunto de olores y sabores recibe el nombre de buqué.
  • Notar al contacto con la lengua y el paladar, la suavidad y untuosidad, fruto de sus componentes glicéridos, pero sobre todo, tener el suficiente TACTO para ejecutar los pasos anteriores, recreándose y deleitándose con sonidos, colores, aromas y sabores, sin pasarse en las acciones, a fin de conservar los cinco sentidos y poder seguir disfrutando del vino.

La próxima vez que tengas que enfrentarte a un vino no te olvides de hacer este sencillo ejercicio…

Y si no, siempre nos quedará el pilates.

Yo, como el vino ‘De puta madre’… ¿y tu?

La primera vez que escuché el nombre de este vino podía afirmar, sin lugar a dudas, (y perdón por la expresión) que me encontraba De Puta Madre.

Tenía todo lo que se podía esperar de la vida. Una pareja que me quería (o eso creía yo) y una profesión que amaba, aunque apenas me dejaba tiempo libre para disfrutar de otras muchas cosas.

La felicidad inundaba mi vida

La felicidad inundaba mi vida

Por eso, el día que se desmoronó todo lo que había construido a mi alrededor me encontré perdida y sin rumbo. Mi pareja decidió abandonarme poco después de que la crisis acabara con el trabajo al que yo le había dedicado tanto tiempo y esfuerzo. La otra parte del tiempo se lo llevó aquella infructuosa relación de 15 años,  que acabó en cuernos, al cruzarse en nuestro camino una camarera despampanante y mucho más joven.

Todo aquello rebajó mi autoestima hasta niveles bajos, bajísimos. Me compadecía de mi mala suerte y lloraba por las esquinas. Nada ni nadie lograban aliviar mi desconsuelo.

Pasó un día, otro día y otro día más…

Siempre había querido tener una mascota, así que adopté una gata callejera que rondaba la puerta de mi nueva casa y maullaba a diario reclamando comida y caricias. Como en la película Desayuno con diamantes, el felino se convirtió en mi fiel compañero de viaje. Ya tenía a alguien, más indefenso que yo, de quien preocuparme.

Día a día fui descubriendo aficiones ocultas para las que antes jamás tenía tiempo: tocar la guitarra, bailar, la jardinería, escribir…

Empecé a disfrutar de las cosas insignificantes que me daban pequeños momentos de placer: Darme un baño de dos horas, escuchar música antes de dormir, llorar de emoción con una buena peli, oír el ronroneo de mi nueva ‘amiga’ mientras la acariciaba…

Y así fue como poco a poco el invierno dio paso a la primavera y el sol volvió a brillar. Dejé atrás el dolor y el sufrimiento y me quedé con las cosas buenas vividas hasta el momento. Entedí que mi existencia era la suma de ambas. Si no, no hubiera sido mi vida.

El invierno dio paso a la primavera

El invierno dio paso a la primavera

Hoy aplico lo que es mi principal máxima (y lema de este blog): “La vida no se vive por los momentos que respiras, sino por aquellos que te dejan sin aliento”.  Hoy puedo decir que he olvidado mis rencores, he vencido mis miedos y el dolor es sólo un vago recuerdo del pasado. Por eso, el día que pase otro tren volveré a subirme a él ligera de equipaje.

NOTA DE CATA:

  • Un blanco Verdejo de Rueda. 2006. Bodega Francois Lurton.
  • Semi seco, dos años en roble nuevo francés. algo denso de fluidez, limpio, color amarillo oro y de ribetes dorado-ambarinos.
  • Aromas especiados, tostados sutiles, notas de almendras y frutos secos, higos y final de miel-polen. En la boca un vino diferente.
  • Precio 17,80 €

Maridaje con cocina saharaui entre los fogones de la Sociedad Gaztelubide

La legendiaria Sociedad Gaztelubide de San Sebastián se convirtió en el escenario de una actividad multicultural que, ante todo, nos dejó a todos los que participamos en ella un muy buen sabor de boca. Enmarcado en la actividad ‘Romepeolas’, estuvo organizada con motivo de la capitalidad europea de la Cultura 2016. Varios escenarios gastronómicos de la ciudad fueron elegidos para conocer otras culturas. Y qué mejor manera que hacerlo que a través de su gastronomía.

Mujeres saharauis preparan la comida en la Sociedad Gaztelubide

Mujeres saharauis preparan la comida en la Sociedad Gaztelubide

En Gaztelubide, las artífices de la opípara comida para más de una treintena de comensales fueron mujeres saharauis que se apoderaron de los fogones de la legendaria Sociedad (en la que tradicionalmente las mujeres tienen prohibida la entrada a la cocina) para mostrarnos la auténtica receta de su delicioso cous cous. Allí estábamos, una decena de donostiarras aprendiendo paso a paso a elaborar este típico plato de los países árabes.

Gaztelubide

Foto de los participantes en el Taller de Gaztelubide

Y durante toda la mañana anotamos y participamos activamente de la receta más tradicional, siguiendo las indicaciones magistrales de ‘Jendo’, nuestra Master Chef particular. Mientras tanto, Joseba, socio de Gaztelubide y coordinador del evento, se encargaba de echar una mano en todo lo que hacía falta… Cacerolas, ingredientes, vajilla y, como no, de elegir y servir el vino.

La vajilla lleva grabada la inscripción de Gaztelubide

La vajilla lleva grabada la inscripción de Gaztelubide

¿Y qué marida con un cous cous de verduras? La elección no era sencilla para una comida tan inusual…

Un Gorrebusto Tempranillo 2011, de la bodega Torre San Millán, perteneciente a la Rioja Alavesa y definido como “agradable de tomar y compartir”.

El vino escogido para la ocasión fue un tempranillo joven, Gorrebusto

El vino escogido para la ocasión fue un tempranillo joven, Gorrebusto

Y así fue. La jornada gastronómica se convirtió en un intercambio de experiencias, donde todos aprendimos. Y no sólo de gastronomía. Aprendimos que las saharauis tienen un carácter amable, paciente y pausado. Que tienen más conocimiento de nuestra cultura que nosotros de la suya. Descubrimos también que las segundas generaciones (hijos nacidos en nuestro país) son capaces de aprender cinco idiomas (saharaui, euskera, castellano, inglés y francés) e integrarse sintiendo orgullo por pertenecer a ambas culturas. Asimismo, hacen gala de su buena educación y respeto hacia sus padres. Como a cualquier niño de su edad les gusta jugar al fútbol y alguno incluso lo hace tan bien, que está siendo ojeado por la Real Sociedad…. En definitiva, aprendimos muchas más cosas que la receta gastronómica del cous cous.

Elaboración del cous cous al estilo tradicional

Elaboración del cous cous al estilo tradicional

Salsa de Cous Cous

Salsa de Cous Cous

Cazuela de verduras

La preparación de los ingredientes para el cous cous

El Rompeolas fue la actividad que unió culturas que nos resultan lejanas, pero que conviven entre nosotros y de las que apenas conocemos nada. Viven entre nosotros, sus hijos van a las escuelas con los nuestros, compartimos territorio y espacios, sin embargo, apenas nos asomamos a observar cuál es la realidad de estas familias que viven a miles de kilómetros de su país, en su mayoría obligados por la situación política del país, sometidos a vivir en campos de refugiados por la Monarquía dictatorial marroquí.

Las 'maestras' de la cocina saharaiu

Las ‘maestras’ de la cocina saharaiu

NOTAS DE CATA:

Gorrebusto:

  • Tempranillo 90 %, mazuelo 5% y viura 5%.
  • Elaboración: Despalillado, 7 días de fermentación más 5 días de maceración con control de temperatura.
  • Cata: Rojo picota de intensidad media, aroma floral y frutas rojas (fresa, frambuesa).
  • Pleno en boca y franco. Sin aristas, dulzor en boca, equilibrado.

Sigue leyendo

El nuevo Flickr, un arma renovada y más potente

Champan_Perrier_Jouet_Wine_Vici_ViciVino_Bicos_WinevidiviciCata_vinos_winevidiviciCorchos_cajamuñeco_nieve_corchocorchos_color
corchos_color-2Playa de GrosPlaya de La ConchaPlaya de La Concha blanco y negroAtardecer en DonostiPaseo de La Concha
Autovía Granada-AlmeríaDesierto de TabernasCaravana en la carreterapaisaje_de_Donosti (4)Hondarribia3Donosti
Hondarribia1HondarribiaEnvidia CochinaDe puta madreChampán Belle EpoqueBodega Dastatu

Flickr tal y como lo conocíamos hasta ahora es historia. Esta web de almacenamiento de fotos y vídeos ha cambiado radicalmente de estética y, ya que es una herramienta vinculada a este blog que utilizamos con frecuencia, me ha parecido oportuno dedicarle un espacio, aunque sea breve, a alabar las mejoras que hemos observado.

Nuestro objetivo, en Wine Vidi Vici no es darle un uso profesional, sino como aficionados a la fotografía y la enocultura hacemos una recopilación de etiquetas, botellas y marcas de vino que nos gustan y que son menos frecuentes en el mercado, además de inmortalizar instantes enológicos vividos.
Sobre todo, seguiremos haciéndolo ahora que Flickr es mucho más atractivo visualmente de lo que era hace dos días. Su página de inicio recuerda a la red Tumblr (por cierto, también en manos de Yahoo, igual que flickr. Para los que aún no lo usan, éste es un buen momento para hacerlo. Los que ya la utilizamos, necesitaremos un periodo de adaptación a la nueva interfaz, pero el cambio, desde luego, merece la pena.

Otra de las grandes ventajas ha sido el aumento del límite de almacenamiento a un Terabyte. Esto traducido al lenguaje común quiere decir que Flickr permite al usuario guardar el equivalente a una foto hecha cada hora durante 40 años. (Como una cuba de vino casi inagotable). Por tanto, se acabó el miedo de sobrepasar el límite máximo de capacidad y subir fotos a baja resolución.

Flickr no permite el uso comercial de su herramienta. Es decir (bodegas, distribuidores y personal de marketing en general) EL FIN NO ES VENDER. Entonces, ¿por qué y cómo estar? Por muchos motivos y de muy diversas maneras.
Las marcas se buscan la forma de estar presentes de una manera más sutil y atractiva…. Sin duda, muchas aprovechan este espacio dedicado a creadores y fotógrafos. Y a partir de ahora, seguro que lo harán muchas más.

Si te gusta la fotografía, el uso de grupos, comunidades, exposiciones, etc…. hace de Flickr un arma potente para promocionar tu trabajo.